La morosidad bancaria bajó en julio al 6,35 %, su mínimo en más de ocho años – eleconomista.es

28/09/2018 – 12:57
Madrid, 28 sep (EFE).- Las entidades financieras que operan en España registraron el pasado julio una tasa de morosidad del 6,35 %, ligeramente por debajo del 6,39 % de junio, con lo que el indicador se situó en su nivel más bajo de los últimos ocho años, concretamente desde marzo de 2011.
Según los datos provisionales publicados hoy por el Banco España, también se redujo la mora específica del crédito concedido para la compra de una vivienda, hasta el 4,45 %, desde el 4,52 % anterior, mientras que la del sector promotor e inmobiliario cayó al 11,30 % desde el 12,48 %, ambos datos referentes al cierre de junio.

En cuanto a la morosidad global, la mejora del índice, que mide los créditos impagados en relación con el volumen total concedido, se debe en parte al recorte de casi 1.300 millones registrado por los créditos impagados, que bajaron a 77.333 millones de euros.

En opinión del portavoz de la patronal de la banca española, la AEB, José Luis Martínez Campuzano, este “fuerte descenso” en la cifra de dudosos refleja “el esfuerzo de los bancos para seguir ajustando su balance” en un escenario de mejora económica al que también contribuye “el dinamismo del nuevo crédito”.

El fuerte descenso de la cifra de morosos “no tiene un reflejo en términos de intensidad” en la caída de la mora, a causa de la sostenida reducción de la deuda de las familias y empresas en España. El saldo total de crédito cae un 2,9 % anual, pese al fuerte aumento del nuevo crédito, recuerda este experto.

En concreto, el volumen total o “stock” del crédito que bancos, cajas y cooperativas habían prestado a sus clientes a cierre de julio bajó a 1,2178 billones de euros, frente a los 1,2297 billones del mes anterior.

En opinión de los expertos de XTB consultados por Efe, el “continuo esfuerzo por parte de las entidades de crédito de ampliar su oferta de liquidez unido a un claro avance del sector inmobiliario nacional está logrando bajar a un ritmo récord esta tasa”.

Así, añaden, en el segundo trimestre de este año se registraron un 12,4 % más de compraventas de inmuebles que el año pasado, lo que es “síntoma de un mercado que está experimentando un avance vertiginoso”, lo que sumado a los elevados precios, hace temer el estallido de una nueva burbuja, que hace meses “sobrevuela el sector”.

En comparación con julio de 2017, la mejora de la mora se nota mucho más, ya que entonces se situaba en el 8,47 %, lo que significa que en doce meses se ha reducido en 2,12 puntos porcentuales.

A pesar de que el indicador aún es elevado, está muy lejos del máximo histórico del 13,61 % de diciembre de 2013, debido a que el crédito nuevo concedido aún es muy inferior a las amortizaciones, por lo que el cómputo general sigue bajando, pese a lo cual la mora ha subido en ocasiones puntuales desde entonces, coincidiendo con cambios de carácter técnico en la forma de contabilizarla.

La morosidad de bancos, cajas y cooperativas -que el Banco de España presenta con datos agregados y separados de la correspondiente a los establecimientos financieros de crédito (EFC)- también cayó en julio hasta el 6,37 % desde el 6,41 % anterior, con lo que sigue en su nivel más bajo desde el 6,32 % registrado en abril de 2011, y 2,19 puntos porcentuales menos que un año antes.

A cierre de junio, el volumen crediticio total de las tres entidades había descendido a 1,1627 billones de euros desde los 1,1740 billones de junio, igual que los dudosos, que sumaban 74.012 millones, frente a los 75.258 millones de junio.

Por su parte, los EFC repetían en julio la morosidad del 5,62 % que contabilizaron el mes anterior, nivel mínimo desde octubre de 2008 y 0,23 puntos porcentuales menos que un año antes, cuando se situó en el 5,85 %.

El volumen de créditos concedidos a cierre de julio por estas entidades, que financian sobre todo grandes bienes de consumo, como muebles, electrodomésticos, ordenadores o teléfonos móviles, bajó en 546 millones de euros, hasta 47.316 millones.

Esta pequeña caída, junto con la aún más leve que registraron los créditos dudosos, que se situaron en 2.661 millones, explica que el indicador apenas se moviera en julio.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar